Las hemorroides, o almorranas como comúnmente se les conoce, son las venas inflamadas e hinchadas alrededor del ano o la parte inferior del recto. Las hemorroides pueden ser resultado de excesivo esfuerzo para pasar la materia fecal. El embarazo, el estreñimiento o la diarrea, el coito anal, y el envejecimiento también puede dar lugar a la formación de hemorroides. Las hemorroides pueden ser externas o internas. Es fácil confundir con otros problemas ano-rectales, como fisuras, fístulas o abscesos con hemorroides. Las hemorroides no son amenaza para la vida y los síntomas generalmente desaparecen después de unos días sin embargo suelen ser muy molestos.

 Síntomas:

Aunque muchas personas tienen hemorroides, no todos experimentaran las mismas síntomas.

 Las hemorroides externas

Estas son las hemorroides dolorosas. Si la sangre se acumula en la hemorroide externa, se llama trombo. Esto forma un coágulo y causa dolor intenso, inflamación y la hinchazón. Si esta hemorroide se altera, puede causar hemorragia y prurito.Las hemorroides son un problema embarazoso para muchos, pero también es muy común entre los hombres y mujeres. Más de la mitad de la población sufre de este problema en el momento en que lleguen a 50. Las hemorroides son comunes entre las mujeres embarazadas.

Las hemorroides internas

Éstos no pueden verse ni sentirse. Pero cuando una persona tiene que evacuar las heces, la superficie sensible de la hemorroide puede lesionarse y esto puede causar sangrado interno. Las Membranas internas anal no tiene dolor sensibles fibras nerviosas, por lo que las hemorroides no causan molestias. Si una hemorroide interna es empujado a través de la abertura anal debido a la tensión, que puede causar dolor e irritación.

 

Causas:

Aumento de la presión en las venas de la parte inferior del recto es lo que lleva a las hemorroides. La presión se aplica a menudo debido a:

-El estreñimiento y la tensión que acompaña a liberar las heces

-Continua la expulsión de heces sueltas por la diarrea

-Levantar demasiado peso

-Estar de pie o sentado durante mucho tiempo

-El embarazo y el parto

-Causa Hereditaria

Diagnóstico:

El sangrado rectal es la indicación más común de hemorroides internas. Pero, sangrado rectal también puede ser un síntoma de enfermedades digestivas. El médico le examinará el área de los vasos sanguíneos hinchados que indiquen hemorroides. Si el sangrado rectal, se acompaña de vértigo, mareo o desmayo, debe ser consultado inmediatamente a un médico. Las hemorroides externas pueden ser detectados a simple vista. Para determinar la presencia de una hemorroide interna, el médico puede tener que hacer un colonoscopio, anoscopio o sigmoidoscoope.

Tratamiento:

La primera fase del tratamiento tiene como objetivo aliviar los síntomas. Tomar un baño de tina con agua tibia varias veces al día en agua templada, caliente durante unos 10 minutos es efectivo. Algunos crema hemorroidal se aplica a la zona afectada pues esto también ayuda a mejorar y calmar el dolor.

El sangrado persistente y hemorroides dolorosas pueden necesitar un tratamiento más complejo. Los procedimientos comunes incluyen Bandas, escleroterapia, la aplicación de luz infrarroja, y, por último, cirugía.

Prevención:

-Consuma alimentos ricos en fibra. Esto ablandará el taburete y hacer voluminosos, lo que facilita el paso fácil de las heces.

-Beber mucha agua: Esto también facilita y acelera los movimientos intestinales.

-Consumir suplementos de fibra: Los suplementos de fibra pueden ayudar. Se deben tomar con abundante agua. De lo contrario, los resultados serán estreñimiento.

-Hacer ejercicio regularmente puede ayudar a aumentar la circulación de la sangre y también ayuda a perder peso.

-Evite estar de pie o sentado por largos períodos ya que esto aumenta la presión sobre las venas.

-Usa el baño tan pronto como sienta la necesidad, de lo contrario las heces se vuelven duras y difíciles de pasar.

 

El autocuidado es la mejor atención si sus hemorroides se encuentran en las primeras etapas. Puede aliviar el dolor y el malestar por:

-Uso de los tratamientos tópicos como cremas

-Mantener el área anal limpia por completo

-Sumergirse regularmente en agua caliente ayuda a aliviar el dolor.

-La aplicación de compresas de hielo o compresas frías para reducir la hinchazón y aliviar el dolor.

-Empujando suavemente una hemorroide prolapso de nuevo en el canal anal.

-El uso de papel higiénico mojado para evitar la fricción.

Todos estos consejos tienen como objetivo ayudar al paciente con hemorroides, mejorar su estado y por ultimo curar las hemorroides, Nosotros siempre recomendamos la Opción Natural. cuando crees o sospechas que tienes hemorroides Usted debe ir a un especialista para confirmar o descartar. y si a Ud. le confirman que tiene hemorroides, no desesperarse. Porque esta enfermedad es totalmente curable. Solo que Usted a partir de saber que tiene esta enfermedad y sabiendo que Usted  va a vencer  esta  enfermedad, a menos que no quieras, vas a tener que cambiar tu estilo de vida, tu forma de alimentación, tu forma de pasar el día si tu tarbajo es estar sentado mucho tiempo, puedes designar algunos minutos para estar de pie, caminar y si es posible hacer micro ejercicios durante el día.

Y una parte muy importante yo diría el mas importante es tu Actitud. Una Actitud Positiva, esperanzadora es muy bueno para tu mejoría.

Lea más y vea Testimonios de casos reales Aqui

{ 0 comments }